Potencial productivo

Browse

Vocazioni produttive

Cerdeña es tierra de economía real, sencilla y cooperativa. Con sus estructuradas vocaciones productivas del turismo, agroindustria, artesanía y de servicios avanzados, no ha dejado de cultivar los procesos de la industria tradicional.

La isla te ofrece un modelo de desarrollo que apunta al incremento de sus niveles de excelencia consolidados, al apostar por el terciario tecnológico, green and blue economy [1], ciencias de la vida y del primario. La secuencia de los niveles sectoriales del terciario (del comercio al turismo y a la logística), industria en sentido estricto (sector minero, manufacturas, producción de energía, etc.), la construcción, y por último la agricultura, te aclaran cuáles son los sectores productivos en los que incluirte o que puedes enriquecer.

El patrimonio costero, medioambiental, cultural, artístico y enogastrónomico sostienen la industria turística, que favorece también el desarrollo de la artesanía de precisión (manualidad y creatividad asistidas por tecnologías de vanguardia), presente y acreditada en los mercados internacionales.

La gran tradición de calidad en el sector primario sostiene la agroindustria. La creatividad y el ingenio laborioso del mundo empresarial, unidos a la fuerza de las especializaciones productivas del capital humano, sostienen todos los sectores de la industria tradicional, gracias también a la habilidad en el aprovechamiento de las materias primas. La logística y los servicios avanzados, los procesos de respeto de la sostenibilidad medioambiental y las TIC sirven como cemento para todo el sistema productivo que, resistiendo con orgullo a las convulsiones de la economía, consigue valorizar las propias vocaciones territoriales. Con pequeño margen de precisión, el sector está compuesto por 168.000 empresas, de las cuales 35.000 agrícolas, 13.000 industriales, 24.000 en la construcción, 43.000 en el comercio, 41.000 en los servicios y 11.000 no clasificadas. 8.500 empresas extranjeras, 40.000 empresas femeninas, 17.000 jóvenes empresarios, sobre una base de 600.000 trabajadores: el cuadro general del sistema productivo sardo expresa vitalidad, capacidad de resistencia y apertura de género y a las nuevas realidades.

[1] Green Economy indica una economía cuyo impacto medioambiental está contenido dentro de límites sostenibles.

Blue Economy representa un desarrollo de la economía verde que prevé alcanzar un nivel cero en emisiones de CO 2 .

Ambas invierten no solo en la protección del medio ambiente, sino que están encaminadas a efectuar menores inversiones, crear más puestos de trabajo y obtener mayores beneficios. Se basan en el desarrollo de principios físicos y el uso de técnicas científicas avanzadas.

Consultar los siguientes sitios temáticos:

Sardegna e Territorio

Sardegna Turismo

Sardegna Agricoltura 

Sardegna Ambiente

Actualizado el 11/09/2017